Alineación de planetas

Nadie lo pudo prever, pero pasó. Un viernes voy a trabajar y ¡boom! mi jefe me dice que se separa de su socio y que me despide, me quedo sin proyecto junto a otra compañera. Papeleo, paro y la inmensidad del tiempo por delante de la mano de un miedo terrible por mi porvenir. Encima va y me roban el móvil la misma noche. Genial. Todo esto a dos días de mi cumpleaños. Felices 37.

Hice las pruebas para la beca Wallapop de Ironhack en Barcelona. Realmente desesperante ver cómo se aprovechan de tantas chicas que quieren aprender a programar. Un curso con un valor de 6000€ (demasiado dinero para algo que se puede aprender online) con el que finalmente te hacían un descuento de 1500€. Buena suerte a las chicas que hagan ese bootcamp, de corazón. No dudo de su calidad, pero sí me duele ver cómo pagan tanto dinero.

Por suerte para mí, recordé un curso de front-end en Barcelona Activa al que no podía asistir precisamente por estar trabajando. Volví a visitar su página y aún estaba disponible. Me apunté, me cogieron (¡yuhu!). Me dijeron que tendría que hacer un examen de matemática lógica (¡mierda!). Ni se me da bien la lógica ni las matemáticas. Así que, cómo no, suspendí el examen.

Me sorprendió que me llamaran para la entrevista personal. Y ahí jugó mi convicción y motivación junto a la frase «con vosotros o sin vosotros, voy a aprender a programar«. Unas semanas más tarde estaba delante del ordenador aprendiendo a programar con 49 personas más.

El temario (todo en inglés) aún me asusta:
– Computer Science
– Virtual Machine
– Linux
– Webservices
– Networking
– JSON, XML
– Version Control
– SQL
– Data Base (nice to see you again, Workbench, my old friend)
– OOP – OOD
– HTML
– CSS
– UX
– JavaScript
– Debugging JavaScript
– ECMAScript 6
– LESS
– PHP
– PHP with Mysql
– JQuery
– AJAX
– JavaScript and AJAX
– Bootstrap
– Angular

Woooow … Sólo por 0€ y 5 meses por delante para aprender allí 40 horas por semana en las increíbles instalaciones de Cybernarium. No puedo estar más agradecida. Por cierto, el itinerario que seguimos es de los cursos de Linkedin de lynda.com. Los recomiendo MUCHO. Además, dos profes nos hacen de mentores presencialmente todo el día todos los días (¡viva slack!).

Mis planetas se alinearon para estar allí después de mi último proyecto de comunicación online. Ahora toca rendir al máximo y aprovechar esta oportunidad. Os aseguro que me lo estoy tomando en serio al 100%.

Ni hello world ni hallo warld

Otra vez con la frase de marras. Como si no pudiéramos escribir otra cosa a la hora de aprender a programar que el «Hello World». Ni que tuviera que dar explicaciones a todo el mundo. Prometo que lo primero que programaré será un «¡Hola Mamá! ¿VES? ¡TE LO DIJE!».

Mi nombre es Cristina Fernández, tengo (actualmente) 36 años y voy a aprender a programar.

Para ello, me propongo ir actualizando este blog para compartir algún tutorial o herramienta, por si he logrado hacer algo aunque sea nimio y sobre todo por si me frustro con algunas líneas de código y he conseguido solucionarlo sin tirarme del tercer piso en el que vivo.

Si queréis ver mis trabajos como content writer, diseñadora de web en wordpress y otras cosas que hago, podéis visitar esta web. Con eso me gano el pan. Si queréis ver las chorradas que escribo mientras intento labrarme un porvenir, mi twitter es este , el profesional este y el facebook pro, este. Es por ello que este será un blog plano, sin imágenes ni parrafadas demasiado complejas.

Here we go!