El efecto del developer senior

Queda una semana para acabar el Bootcamp de IT Academy. Han pasado 5 meses y todavía siento que no he aprendido nada (sí, sé que estoy asustada, he aprendido MUCHÍSIMO). En uno de esos días grises en los que una solo puede pensar en cómo respirar debido a mi falta de neuronas, me vi en YouTube buscando videos para animarme a seguir con ello. Sobre todo para que me dijeran «Cris, tranquila. Es normal que estés asustada».

Encontré este excelente video de Netta Bondy charlando en un evento de Front End (You gotta Love Frontend 2016). Ella explica de una forma maravillosa sobre cómo nos sentimos los juniors cuando comenzamos en nuestro primer trabajo y cómo importa la forma en la que los seniors pueden enseñarnos de manera no solo productiva, si no con confianza hacia nosotros utilizando el pensamiento creativo.

Todavía no sé cómo está la situación en las empresas IT en Barcelona. Igual todo esto suene muy idealista. Pero, por favor, si eres un senior o un mentor, intenta ver el vídeo. Si no puedes verlo, transcribo algunas de sus palabras. Será muy útil para nosotros (y para vosotros) tener en cuenta las palabras de Bondy.

  • No sabemos qué pasará el primer día de nuestros trabajos. ¿Tenemos asiento? ¿Se nos permite compartir nuestras ideas? Tenemos miedo de preguntarte incluso lo que tenemos que hacer. Entonces, por favor: ten un plan para nosotros. Si nos dejas un montón de documentación, asegúrate de que nos reuniremos en unas horas para poderte preguntar todo lo que tenemos en mente. Asegúrate de que entendimos (al menos casi) todo. Porque…
  • No estamos seguros si somos lo suficientemente buenos. Es nuestro primer trabajo en frontend. Vamos a googlear todo. Y por todo, me refiero a todo. Y ni siquiera sabemos si las respuestas serán buenas. Si funciona, no sabremos por qué funcionará. Si no lo hace, tampoco sabremos por qué. Lo primero que pensaremos si nos dejas ahí a solas: «¿Qué estoy haciendo aquí? No valgo para esto ¿Por qué me contrataron?» Llévanos a saber que este sentimiento es normal y con el tiempo, desaparecerá al preguntar, fallar, hacerlo bien y fallar nuevamente.
  • No sabemos si estamos haciendo progresos. Somos los peores evaluadores con nosotros mismos. Necesitamos tus comentarios de vez en cuando. Comparte tus experiencias con nosotros. Y que quede claro, comprensible y relevante. Enfócate en nuestras habilidades, no en nuestra persona. No comiences las frases con un «tú eres…» porque no somos nuestro código. Comparte con nosotros experiencias similares. Estamos seguros de que tuviste tu primer día en esta empresa o tu primera experiencia comenzando como desarrollador junior. Eso no nos muestra tus debilidades, nos muestra empatía y comprensión.
  • ¿Sabías que nos sentimos fatal por estar googleando cada dos por tres? Cuando descubrí (yo, Cristina) que los desarrolladores utilizan el 80% del día en Google, me comencé a sentir mejor. ¿Cómo podría ser normal? ¿Y me pagan por esto?
  • Queremos hacerte saber que somos un buen fichaje para el equipo, y entendemos que debemos comenzar poco a poco. Y sabemos que eso significa hacer cosas que casi nadie quiere hacer y que esto además, nos curtirá y nos enseñará más que cualquier práctica en clase. Tenemos que empezar en alguna parte. Pero, igual que a ti, no nos entusiasma hacer las mismas tareas una y otra vez una vez ya hemos aprendido. ¡Nos encantan los retos! Así que, ¿qué es lo que ocurre? Nos aburrimos y no aprendemos. ¿Tenemos que seguir la regla de las 10000 horas? (alguien no llega a nivel experto hasta tener 10000 horas de práctica). Si como juniors tenemos el reto de lidiar con la frustración de hacer lo mismo una y otra vez, nos agotaremos y no aprenderemos nada. Por lo tanto, asegúrate de darnos prácticas algo más creativas y desafiantes con el objetivo de aprender después de las N semanas debuggeando.
  • Sabemos que a veces no te gusta que estemos a tu alrededor. Que te frustres con nosotros por lo que estamos haciendo. Sabemos que no tienes tiempo para nosotros, para nuestras preguntas o situaciones tontas en las que rompemos cosas. Sabemos lo que piensas de nosotros. Sabemos cuando piensas que somos estúpidos o perezosos. Que no estamos hechos para esto. Si te vemos pensando eso demasiado a menudo, vamos a empezar a pensar eso también. Y recuerda que somos los primeros «asustados» en esta situación. Pero creemos en ti. No creemos en nuestro propio juicio, pero sí creemos en el tuyo. Si sentimos que no crees en nuestras posibilidades, te creeremos, por encima de nuestro criterio. Así que, si sientes que no crees en nuestro potencial, por favor, considera si deberías ser nuestro mentor.
  • En ese momento de nuestro aprendizaje, solo podemos ser tan buenos como tú. Das forma a cómo vemos el mundo. Aprendemos a … copiar. Y aprendemos a copiarte. Y pensaremos que eso es ser un buen desarrollador. Tú estableces los límites de lo que creemos que podemos llegar a ser (y más allá). Entonces, sé tú el desarrollador que quieres que seamos.

Estábamos (estamos) trabajando duro para tener esta posición. Trabajamos duro, incluso si la programación no era lo nuestro y logramos hacerlo (aún estamos en ello). Así que yo diría que tenemos potencial para convertirnos en el mejor desarrollador que podemos llegar a ser. Te daremos todo el feedback que necesites para que sepas que lo estás haciéndolo bien y que haces todo lo posible por enseñarnos. Y es que, sabemos que nuestro trabajo es aprender.

ANOTACIÓN: Me han dicho que tal vez estas palabras puedan parecer un poco «victimista». La intención de transcribir y agregar mis opiniones sobre el video es simplemente que si tú estás en la posición de jefe, senior o mentor, puedas tener en mente algunos puntos que facilitarán la vida de nosotros dos (juniors + seniors). Nosotros, por supuesto, tenemos mucho que ofrecer. Y te aseguro que también un montón de conocimiento que compartir contigo. De lo que aquí se habla es de confianza y compromiso. Somos grandes profesionales, y lo más importante, grandes seres humanos. Entonces, ayudémonos entre nosotros.

«Aprenda programación en 1 mes»

Bueno, bueno, bueno…
ya han pasado tres meses desde el inicio del curso. Hay algunas cosas que nos han quedado muy claras a todos los asistentes y también a los profesores: hay demasiado temario para todo lo que tenemos que practicar.

La parte de networking, webservices, JSON y Virtual Machine nos ha dejado tiesos. No empezamos a ver un poco de carnaza interesante hasta Version Control (git) y SQL. Nos presentamos a principios de junio con la cabeza llena de teoría y casi sin haber picado ninguna tecla. MAL.

Estamos a principios de agosto. Hemos aprendido HTML, CSS, UX y comenzar con JavaScript. Hemos tenido que buscar cursos ajenos a lynda.com ya que estos con JavaScript eran muy muy avanzados. El que nos está sacando a todos del apuro es: The Web Developer Bootcamp del grandérrimo Colt Steele. 100% recomendable.

La segunda parte del curso comienza ahora, cuando precisamente no estamos en el curso. Se presenta un agosto forever-alone en el que tendremos que seguir aprendiendo si queremos que el curso sea productivo y podamos vendernos bien a alguna empresa. El temario se nos ha hecho grande, estamos en verano y nos da la sensación de no haber aprendido «nada» (es mentira, jamás he aprendido tanto en mi vida). La mente nos boicotea por la presión de la cuenta atrás y es que es IMPOSIBLE aprender tanto en tan poco tiempo.

Insisto para los que están realizando Bootcamps o están pensando hacer uno: ES IMPOSIBLE APRENDER TANTO EN TAN POCO TIEMPO.

Se supone que a estas alturas (3 meses de curso) los que comenzamos de 0 (unos 17 más y yo) tendríamos que estar con Angular 2. Evidentemente hubo un pequeño error de cálculo o las expectativas eran muy altas, ya que es (repito) IMPOSIBLE aprender todo lo que hemos aprendido y llegar a los 3 meses a Angular 2. Os recuerdo el temario aquí. A PHP no llegamos ni de chiste.

Para aquellos que están en Angular 2 o incluso que trabajan, son ingenieros o estudiantes avanzados que han realizado estudios previos en JAVA o Android.

Lidiar con la frustración además es muy importante aunque sabemos que estamos aprendiendo MUCHO. Somos unos cuantos que llevamos ya cierto agotamiento encima y recibimos agosto con mucho amor para seguir aprendiendo a un ritmo algo más relajado (me llevo el portátil de vacaciones). Sobre todo sabiendo que en septiembre tenemos que dar lo mejor de nosotros ya que se nos viene un Market Place encima y hay que lucir bien las neuronas, un cv y el linkedin.

Es MUY necesario recordar constantemente que venimos de ser marketeras, diseñadoras, cocineras, psicólogas o creadoras de contenido. La terrible frase de “es que yo soy de letras” nos persigue. Y sí, hablo en femenino porque como no, hemos hecho grupo las mujeres del curso, que son las que nos estamos compartiendo y dando apoyo moral constante porque sin duda, el curso es muy duro y aprender a programar sin tener ni idea es harto complejo.

Todo esto lo digo desde mi lado más honesto y positivo: a pesar de todo lo duro que se está haciendo, seguimos día a día, ejercicio a ejercicio, peleándonos con el código y dándonos cuenta de cómo es la vida del developer. Jen Simmons, abanderada de Mozilla, nos daba una buena dosis de realidad (que compartí con mis compañeros). Es un MUST READING si estás pensando en ser developer.

¡A por la segunda fase!